Conferencia de paz sobre Siria, ¿un diálogo de sordos?

Publicado: 22 enero, 2014 en Actualidad, Mundo

La esperada conferencia internacional de paz sobre Siria “Ginebra II” inició este miércoles a orillas del lago Ginebra, en Montreux, Suiza. Lo ha hecho en medio de un duro cruce de acusaciones, con la presencia de representantes de 30 países y cuatro organismos internacionales, una oposición fragmentada y un régimen fortalecido por sus victorias militares sobre el terreno en los últimos meses. También ha comenzado con la ausencia de actores clave en el conflicto (no hay representantes de los grupos rebeldes armados, no está el Consejo Nacional Sirio -principal grupo opositor político- ni tampoco Irán), y con las habituales palabras de buena voluntad del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien ha advertido de que los retos de la conferencia son mayúsculos y ha llamado a todas las partes involucradas a comprometerse con un diálogo “serio” y “constructivo”.

Es la primera vez que la oposición y el gobierno sirio acuden a una misma mesa de diálogo. Sin embargo, las posturas están muy distanciadas. La agenda de esta conferencia, segunda parte de otra que tuvo lugar en 2012 (Ginebra I), incluye “el lanzamiento de un proceso de transición Lanzamiento de un proceso de transición, con un gobierno transitorio con todos los poderes ejecutivos, en el que estarán incluidos miembros del Ejecutivo y la oposición”. Es decir, la formación de un gobierno de unidad nacional y de transición que permita poner fin a la guerra civil que desangra a Siria. Sin embargo, uno de los mayores escollos para llegar a un acuerdo parece ser el destino del presidente sirio. “Bashar al Assad no será parte de ese gobierno de transición”, ha dicho el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el inicio de Ginebra II. Una exigencia a la que se ha unido la opositora Coalición Nacional Siria.

El problema es que el régimen sirio también ha dejado claro que no está dispuesto a firmar ningún acuerdo que implique la salida del poder de Assad, quien esta semana dejó entrever su disposición a buscar la reelección en las elecciones presidenciales de 2014.  “Si están verdaderamente preocupados por la situación humanitaria y las condiciones de vida en Siria, saquen sus manos de Siria y dejen de pasar armas y de apoyar a los terroristas”, ha respondido en Montreux el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem.

En medio de lo que la ONU ha calificado como la mayor crisis humanitaria en Oriente Medio desde la Segunda Guerra Mundial (cerca de 130.000 muertos, 2 millones de refugiados y 4,25 millones de desplazados internos), y de un informe de tres fiscales de La Haya en el que se acusa al régimen de Assad de torturar y asesinar a más de 11.000 presos políticos, el destino de Assad amenaza con convertir Ginebra II en un diálogo de sordos. Lo explica Ignacio Álvarez Ossorio, experto en mundo árabe, en esta interesante entrevista con TVE:

Para Jesús Núñez, director del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Asuntos Humanitarios, las conversaciones de Suiza están “condenadas al fracaso” y son solo una farsa teatral de una comunidad internacional que, por el momento, se tiene que conformar con haber conseguido reunir en una misma sala a oposición y gobierno sirio. Porque el inicio de Ginebra II, más que un diálogo ha sido una suma de monólogos que dejan claras las distancias que existen entre las partes implicadas.

Alberto Sierra
@albsierr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s