Paseando la impunidad

Publicado: 30 agosto, 2010 en Actualidad, Mundo

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, continúa paseando su impunidad por el continente africano. A pesar de estar en búsqueda y captura por el Tribunal Penal Internacional (TPI), acusado de genocidio, crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad supuestamente cometidos en Darfur, el pasado viernes estuvo en Nairobi, capital de Kenia, lanzando un nuevo desafío a la justicia internacional.

Al Bashir viajó el viernes a Nairobi, a invitación del Gobierno keniano, para asistir en las celebraciones de la promulgación de la nueva Constitución de Kenia. Se trata de su segundo viaje al extranjero en menos de un mes, ya que entre el 21 y el 23 de julio pasados estuvo en Chad.

La actitud permisiva y hasta cómplice de muchos gobiernos africanos con el presidente sudanés comienza a irritar al tribunal y a otros organismos de la comunidad internacional. En un comunicado remitido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el TPI recordaba que tanto Kenia como Chad “tienen la clara obligación” de “hacer cumplir con las órdenes de arresto emitidas contra Al Bashir”

El mismísimo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuyo padre era keniano, también expresó el viernes su profunda “decepción” con el Gobierno de Kenia por haber invitado a Al Bashir, en incumplimiento de sus obligaciones con la justicia internacional.

Kenia y Chad son países firmantes del Estatuto de Roma, por el cual quedó instaurado el TPI en 2002, y por lo tanto tienen la obligación de cooperar y hacer cumplir con las resoluciones de la corte. Sin embargo, en los últimos meses muchos han sido los dirigentes africanos que han cerrado filas en torno al presunto genocida. De hecho,  la Unión Africana (UA) comunicó el pasado mes de julio a Naciones Unidas que sus países miembros se negarían a colaborar con la corte internacional y cumplir las órdenes de arresto contra Al Bashir, otorgándole carta blanca al presidente sudanés para poder viajar por todo el continente.

Al Bashir, que llegó al poder en Sudán en 1989 tras perpetrar un golpe de Estado, se convirtió en marzo de 2009 en el primer jefe de estado acusado por la corte penal internacional,debido a los presuntos crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos en la provincia de Darfur, en el oeste de Sudán.  El pasado mes de julio el TPI emitiía una segunda orden de arresto contra el presidente sudanés, añadiendo el de genocidio a los presuntos delitos cometidos por su Gobierno en Darfur.

La crisis de Darfur comenzó en noviembre de 2003.  Milicias del Ejército de Liberación de Sudán (SPLM) y el Movimiento de Justicia e Igualdad (JEM) , pertenecientes a las tribus fur, masselit y zaghwa, lanzaron diversos ataques contra las tropas gubernamentales en Darfur. Se quejaban del favoritismo del Gobierno hacia los pastores árabes, que cada vez invadían más las granjas de los africanos negros.[1]

La respuesta del Gobierno (cuyos dirigentes son de procedencia árabe) fue rápida y brutal. El Ejército, con helicópteros y tropas reforzadas sobre el terreno, yacompañados por los paramilitares árabes yanyawid, atacó a las comunidades tribales de Darfur matando a unas 70.000 personas y expulsando a más de 2 millones de personas de sus hogares en cuestión de pocas semanas.

La mayoría de ellas se vieron obligadas a desplazarse hacia campamentos para refugiados o hacia otras localidades, en las que continuaron siendo perseguidas por las tropas del Gobierno y los yanyawid. Desde entonces y hasta hoy, más de 350.000 personas han perdido la vida como consecuencia del conflicto y 2,7 millones[2] permanecen desplazadas, sin posibilidad de retornar a sus hogares.

Mientras tanto, los gobiernos de África siguen brindando su complicidad a Al Bashir y el Consejo de Seguridad de la ONU, por los intereses petroleros de algunas potencias en Sudán, sin emitir resoluciones que reconozcan el genocidio cometido en Darfur y obliguen a los países africanos a efectuar la detención del presidente sudanés.


[1] ACNUR, La situación de los refugiados en el mundo, diciembre 2006, Ed: Icaria, Pág 162.

[2] INTERNAL DISPLACEMENT MONITORING CENTRE, Internal Displacement: Global Overview of Trends and Developments in 2008, abril de 2009, Pág. 46, en: http://www.internal-displacement.org

Anuncios
comentarios
  1. […] El presidente de Sudán, Omar Al Bashir, acusado de crímenes de lesa humanidad y genocidio por el T…. Sin embargo, en los últimos meses se han venido produciendo enfrentamientos en la frontera que separa el norte del sur, en su mayoría protagonizadas por milicias armadas que reciben el respaldo de Jartum y atacan a la población del sur.  Incidentes que se han avivado en las últimas semanas. […]

  2. Fermín dice:

    ¿Realmente hay una “justicia internacional” de la que estos países deban, moralmente, rendir cuenta? Yo creo que tanto los gobiernos de la EU como los EEUU y los medios de comunicación deberían centrarse en los problemas que acarrea su sistema político, tanto el desorden económico que ha generado la política neoliberal así como los d-efectos que se derivan de ella y denunciarla sin cesar. No lo van a hacer, está claro, no lo harán. Y una cosa está bien clara, ·esconden bajo la moralidad la basura de su cerebro”

    Lo que no deberíamos hacer es pensar como ellos. La táctica que siguen para dispersar la atención de la opinión pública y hacerla estéril, manteniendo así el establecimiento, es más que evidente, porque toda ella responde a la estrategia que emplean para dominar nuestras vidas, nuestra mente crítica, en inminente ebullición, por cierto. Está claro que la táctica funciona y deja margen para su permanencia, canalizando nuestras inquietudes lejos de sus puntos de apoyo.

    De mientras abren otros frentes mediáticos, conflictos internacionales para reclamar con la moralidad, que no tenemos los occidentales, los escándalos del vecino.

    Deberíamos entender cuál es la estrategia de los medios de comunicación como apéndice del poder, y la función real que acometen. Yo propongo que empecemos a pensar como ellos, como los ricos y poderosos, como la élite que tiene al mundo entero arrodillado y con los pantalones bajados, como si estuviésemos en su situación, con los medios que disponen, sus apéndices, desenmascarando la estrategia y la táctica que tienen montada. Sólo así la luz de la verdad te ilumina y rechaza por ley gravitatoria universal el anquilosamiento intelectual que acarremos, y la paja. Porque entonces empiezas a guardar relación entre los acontecimientos, empiezas a pensar como un político iluminado, como un estratega con capacidad de predecir acontecimientos. Así encuentras los puntos débiles del enemigo, y nuestra debilidad.

    Centrémonos en nuestro país, luego en Europa, y luego en el mundo entero, ese es mi deseo.

    “Los jóvenes somos los que más dificultad tenemos para encontrar trabajo, condiciones salariales lamentables”

    Una estrategia militar dice que si quieres ser efectivo en una defensa, mientras te atacan por diversos flancos, es centrar la defensa en un sitio para hacerla efectiva y real. Si los activistas, los críticos, los observadores, nuestra élite intelectual empleamos nuestros esfuerzos en un picoteo incesante de actualidad internacional, no conseguiremos nunca nada.

    Siento la parrafada, me llega hondo. Por la Revolución!! que está dentro de cada uno de nosotros. Salud!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s