Bendita locura

Publicado: 28 agosto, 2010 en Deporte
Etiquetas:, , , , , , , ,

  “Ahora sí, puedo decir que el Atlético es el mejor equipo de Europa”, decía el ‘Kun’ Agüero nada más acabar el partido de ayer en Mónaco.  Sí, el muchacho era víctima de una euforia desmedida y puede que exagerase. Sin embargo, una vez más, el Atlético dejó claro que como él no hay ninguno, ni en el continente ni en el mundo.

Cualquiera (ocho de cada diez atléticos incluidos) daba por imposible que Forlán, Reyes y compañía fueran a derrotar al Inter de Milán, que venía de de ganar los cuatro títulos que había disputado durante el último año. Pero en el fondo todos sabían que, si había algún equipo capaz de hacerlo, ése era el Atleti. Y lo hizo a lo grande, exhibiéndose ante toda Europa. Hace nueve meses estaba al borde del descenso y hoy es el campeón de la Supercopa europea. Y lo seguirá siendo hasta dentro de un año. Un nuevo capítulo de las permanentes contrariedades que tiene este club, esas que lo hacen tan especial. Una victoria que sirve de respuesta para la famosa preguntita del anuncio: ‘¿Por qué somos del Atleti?’.  Una preguta que, a su vez, tiene muchas respuestas, cada una con una historia personal y, sobre todo, muchos sentimientos detrás.

¿Por qué soy del atleti yo? Aquí van algunas respuestas:

Soy del atleti porque es capaz de bajar del pedestal y ningunear a un equipo que supuestamente iba a comerse el mundo, como el Inter. Porque me encanta ir al extranjero y tener que explicar a los ‘guiris’ que mi equipo es el único del mundo que tiene una Intercontinental a pesar de no haber ganado una Champions. Porque  recuerdo que cuando era canijo iba a comer todos los domingos a casa de mi abuelo y por la tarde me sentaba con él a escuchar los partidos del Atleti por la radio, en un transistor metálico y antiguo que del que me acuerdo como si lo tuviese delante ahora mismo. Siempre poníamos la misma emisora, Radio Intercontinental, que creo que ya ni existe, en la que narraba los partidos el locutor argentino Héctor del Mar.

Soy del Atleti porque no es un equipo al que aprecias por sus victorias, no. El Atleti te enamora por su habilidad para darse 1.500 batacazos, pero también por su inexplicable capacidad para completar alguna que otra machada. Soy del atleti porque mi afición a él creció en mí más rápido de lo que lo hacía mi cuerpo. Porque sigo recordando el primer partido que fui a ver al Calderón mejor incluso que el último: Fue un Atleti-Cádiz, en el 92. Ese año estabábamos luchando por mantener la categoría y terminamos ganando 2-0 con goles de un delantero mexicano llamado Luis García del que seguramente nadie se acuerde. En el otro equipo jugaba un tal Kiko Narváez.

Me fui haciendo más del Atleti porque en una clase de 25 alumnos yo era el único niño que no era del Real Madrid. Tenía que aguantar cada semana a los otros 24 diciéndome lo malo que era mi equipo y quedarme callado. Pero siempre sabiendo que mi Atleti sería capaz de callarles la boca algún día, porque mis mayores me ya habían dicho que la grandeza de este equipo estaba en que habitualmente da lo peor pero de vez en cuando sorprende con cosas increíbles.

Y ese día llegó. Bueno, fue un año entero: 1996, el del doblete. Coincidió con mi comunión y, claro, el mejor regalo de todos los que me hicieron fue la camiseta de mi Atleti, con el 19 de Kiko a la espalda. Y fue aquel año y, con aquella camiseta puesta, la primera vez que visite Neptuno. El Madrid no había clasificado ni para la Intertoto y el canto más repetido aquella noche de celebración era el de ”Neptuno a la cibeles se la va a follar”.

El descenso y los dos añitos en el infierno

Pero también me tocó vivir el momento del descenso a segunda en el 2000. El partido en el que se certificó el descenso fue en Oviedo, equipo al que entrenaba Luis Aragonés entonces. Ahí me dí cuenta de lo atlético que era aquel hombre porque después del partido los medios le hacían preguntas y él no podía responderlas. Las palabras no le salían de la garganta sin temblar: acababa de ver a su equipo de toda la vida irse al infierno. Me tiré toda una tarde entera llorando en mi cuarto. Pero salí de él diciéndole a mi hermano: “Tenemos que hacernos abonados. Ahora hay que demostrar más que nunca que somos del atleti”. Y no fui yo el único que debió pensar lo mismo, porque el club pasó de tener 15.000 socios en primera a tener 45.000 en segunda.

Aquel año fueron innumerables los domingos que volvíamos a casa en el metro casi sin hablarnos, disgustados porque ni en segunda nos daba alegrías este Atleti: empataba a cero con el Recre, perdía 0-3 con el Murcia….Mi hermano decía que pasaba de malgastar más el tiempo y que no iba a ver ni un partido más al campo, pero su sentimiento atlético le hacía volver al Calderón el domingo siguiente. Y así aguantamos no uno, sino dos añitos en el infierno. Aquello nos hizo ser un poquito más del atleti todavía.

Después del ascenso vino una época de ilusiones infundadas. Cada verano los dirigentes se gastaban más dinero en fichajes que luego resultaban ser castañas. Al inicio de cada temporada creíamos que íbamos a volver a ganar títulos, pero nunca llegábamos a quedar por encima del 7º puesto. Así pasaron seis largos años, pero entonces alguien fichó al muchacho este que dice que ahora somos el mejor equipo de Europa.

Pues no, no nos creemos del todo lo que dice el Kun porque damos por hecho que el lunes perderemos con el Sporting de Gijón en el primer partido de liga. Pero es que somos así, no nos medimos por el número de títulos. Nosotros valoramos a nuestro equipo por los momentos y las emociones puntuales que nos da tan de cuando en cuando. 

El Atleti es sentimiento. Nadie se hace de este equipo por los trofeos que gana. Por eso, aunque venga ahora gente a menospreciar el título de la Supercopa de Europa, a decir que es un trofeo que se gana por jugar un solo partido y que el atleti llegó a él después de ganar una competición que nadie quiere jugar, nos da igual.

No somos más del atleti porque ganase ayer, ni lo seremos menos porque pierda la semana que viene.  Somos del Atleti desde que se fundó, en 1903, aunque no hubiésemos nacido todavía, porque como el Atleti no hay ningún otro. Sin él, el fútbol no sería lo mismo. Le pone salsa a nuestra vida. ¡Bendita locura de esquizofrenia rojiblanca colectiva!.

 

P.D: Tampoco olvidaré jamás que en la última final de copa del Rey, el pasado mes de mayo, a pesar de que habíamos perdido, los 50.000 atléticos que había en el Camp Nou seguían sin moverse de sus asientos 45 minutos después del final del partido, cantando orgullosos su himno y contentos por el esfuerzo de sus jugadores.

Anuncios
comentarios
  1. litri dice:

    Bendita Locura

  2. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

  3. Fermín dice:

    Si se puede hacer una alegoría del amor a un equipo de fútbol como lo ha hecho Sergito, entonces yo puedo decir que a 200m de mi casa hay un puticlub en toda regla, uno de los más grandes y conocidos a nivel mundial.

    Una vez vi un capítulo de “Cuéntame”, en el que Carlitos se ofuscaba para convencer a sus amigos de que se hicieran del Real Madrid. Josete y el otro chico le dijeron que no, que ellos no son de los que van con el más fuerte. A ellos les gustaba luchar, pelear y sufrir, emprender epopeya y sacrificio. Por eso habían decidido ser del Atleti y del Barça; el de por aquel entonces.

    Yo también me crié en un ambiente donde los niños no sabían que el RealMadrid había sido el equipo favorito del imperio a la hora de comparar méritos, y que sus logros deportivos habían sido condicionados por el poder económico del régimen. Pero ahora, como aficionado al fútbol, estoy teniendo mi “venganza” como barcelonista maltratado durante toda mi infancia, de saber que el RealMadrid no es capaz de hacer frente a un equipo como el Barça ni de lejos (y espero que sea el futuro del Atleti) ya no por sus fichajes o por su gran juego, sino por su filosofía ganadora que hace cracks desde la cuna.
    El madridista es el amante del imperio, del dinero. Y todo ello lleva un mensaje subterráneo, peeeeeeeeerra!

  4. ¡Qué bonito! Me identifico un montón con todo lo que has dicho del Atleti… la verdad es que lo de anoche fue una muestra no sólo de que nuestro equipo es capaz de lo peor y lo mejor (en ese orden, jeje) sino de cómo una afición puede ganar partidos.

    Anoche prácticamente sólo se oía a la hinchada atlética, igual que en la final de la Europa League hubo un momento en que todo el estadio pareció enmudecer cuando cantaron el himno. Se me pusieron los pelos de punta, y seguro que a los jugadores también les hormiguea un no sé qué grandioso cuando están en el campo.

    Son detalles… como lo de triplicar el número de abonados al bajar a segunda, o lo de quedarse animando al equipo porque ha perdido y es cuando más lo necesita, los que hacen de la afición del Atleti algo irrepetible.

  5. Sergito dice:

    El Atlético es como una novia, pero a diferencia de las demás a esta novia no se puede dejar. Es compañera de la vida, requiere entrega, y la costumbre te hace pedirle poco. Es una relación basada en un sentimiento inexplicable y profundo, de los que por mucha distancia que pongas, irremediablemente, volverás a estar con ella, para llorar de alegría y tristeza.

    Los atléticos hablamos de nuestra novia de manera diferente, valoramos los pequeños detalles, el día a día de la relación, el recuerdo de los grandes momentos que incluso nosotros somos capaces de inventarnos sin que nos sean concedidos. Es un amor enorme, colectivo, compartido. Y en días como hoy, cuando nos acaban de hacer el amor de manera inolvidable, nos ha dicho palabras de amor al oído que quedan grabados en el fondo del alma sin que puedan ser jamás borradas… Se confirma que el amor de verdad existe.

    “El escudo del Atleti grabado en el corazón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s