Controladores: ahora sí, una profesión para privilegiados

Publicado: 16 agosto, 2010 en España
Etiquetas:, , ,

En los últimos meses nos hemos hartado de leer que el de los controladores aéreos es un colectivo privilegiado. Pues bien, desde hoy podemos afirmar con más precisión que se trata de una profesión para privilegiados: gracias a la “liberalización del sector” aprobada por decreto el pasado mes de febrero por nuestro Gobierno socialista, la Universidad Camilo José Cela comienza a impartir este lunes el primer curso privado para formar controladores.

Antes un joven de bajos o nulos ingresos, pero con las aptitudes necesarias, podía obtener una plaza de controlador aéreo. Ahora, tener muchos miles de euros es un requisito imprescindible.

Hasta hoy, para ser controlador aéreo había que pasar una especie de oposición muy dura convocada por AENA (los controladores no son funcionarios, no reciben ni un céntimo de las arcas públicas) a la que se presentaban 10.000 personas para 100 plazas. Los que obtenían una de las vacantes tenían que pasar después un periodo de formación intenso: un curso a jornada completa que duraba dos años,  y del cual podían eran expulsados si suspendían los examenes periódicos de evaluación, y otros tres meses a modo de prácticas en la torre antes de poder comenzar a ejercer su profesión. Una profesión en la que, debido a la cantidad de vidas humanas que dependen de ella, cualquier negligencia está penada automáticamente con la cárcel.

Sin embargo, a partir de hoy, para ser controlador basta con apuntarse a uno de estos cursos que, como el de la Universidad Camilo José Cela, cuestan un mínimo de 45.000 euros.

Desde ahora sí, señores, para ser controlador áéreo hay que ser un rico privilegiado. Ya no basta con disponer de unas capacidades psicotécnicas excepcionales, unos amplios conocimientos de aeronáutica y un perfecto dominio de idiomas.  Hay que tener billetes, y muchos. Además, el periodo de formación para obtener la licencia se reduce a 39 semanas gracias a la aparición de estos cursos privados. 

Queda por ver qué pasará cuando AENA y el Ministerio de Fomento, en virtud del decreto aprobado en febrero para “lieberalizar el sector”, empiecen a adjudicar la gestión de las torres de los aeropuertos a empresas privadas. ¿Antepondrán esas compañías sus ganancias económicas y la rentabilidad de las torres, como manda el mercado, a la seguridad de los pasajeros?

Anuncios
comentarios
  1. Muchas gracias, guapos ambos. No es que AENA tenga prohibido ofrecer las plazas públicas, pero el caso es que no convoca nuevas vacantes desde el año 2006….

  2. Lucía dice:

    Vi la noticia y nose por que me imaginé que esos cursos ya existían de antes. Pero supongo que la oposición seguirá existiendo, ¿no? Si no me parece vergonzoso.

    Bueno, te felicito por tu blog. Aquí tienes a tu primera seguidora 🙂

  3. C. Torres dice:

    Ya hay un nuevo puerto en el que atracar el barco de la lectura. Por suerte, para eso, menos mal, no hacen falta controladores. Aquí me tendrás. Ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s